30 Personas que merecen una medalla olímpica por su torpeza.

30 Personas que merecen una medalla olímpica por su torpeza.0shares

Seamos sinceros: Al menos aunque sea una vez en la vida, todos hemos tenido momentos en los que nuestra razón y nuestra lógica parece que hubieran quedado suspendidas temporalmente y nuestro cerebro es víctima de un corto circuito. Si corres con suerte, al momento de que esto te ocurra estarás solo y las únicas consecuencias que tendrás será una pequeña herida en tu ego que hará que te des cuenta de que no eras tan brillante como habías creído toda tu vida.

Sin embargo, no todo el mundo tiene tanta suerte. Estas personas no sólo tuvieron testigos de sus "hipos mentales", sino que para colmo los testigos tenían a la mano teléfonos inteligentes que les permitieron dejar evidencia gráfica del hecho, para que todos nosotros pudiéramos gozar viéndolos. A continuación les presentamos una compilación de estos épicos momentos de estupidez que te harán preguntarte qué tenían estas personas en la cabeza cuando hicieron estas tonterías.

#30 Cuando regresas a la cocina a comerte los huevos que dejaste cocinando

Y aunque pensabas que de seguro ya estarían listos, pues creías que ya para ese momento debían haber hervido por suficiente tiempo, resulta que tienes que empezar de nuevo. ¡Más te vale familiarizarte con tu cocina, si no quieres pasar hambre!

#29 "Esta repisa decorativa parece el lugar perfecto para colocar mi nueva televisión"

Antes de colocar un objeto tan pesado y definitivamente tan costoso en cualquier lugar, primero asegúrate de que el lugar escogido tenga la resistencia suficiente para soportar el peso, si no quieres terminar llorando y perdiendo una gran cantidad de dinero.

#28 De hecho es impresionante

Teniendo tanto espacio libre, y logró chocar con el poste. Se merece aunque sea reconocimiento por haber logrado esa "proeza".

#27 Pensé que lavar las teclas de mi computadora en agua caliente sería buena idea

La temperatura del agua debe haber sido bastante alta.

#26 Estaba deslizando un bolígrafo sobre mi pierna distraídamente sin darme cuenta que no tenía la tapa puesta

Creo que la próxima vez no será tan descuidada.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR